domingo, 25 de noviembre de 2007

"Volveré"


"Volveré"

Como dijo el general Douglas MacArthur "Salí de Baatan, y volveré."

Pero no fumaré en pipa como Torrijos, el teniente de alcalde (Izquierda Unida) del Excelentísimo Ayuntamiento de la Muy Noble, Muy Leal, Muy Heróica, Invicta y Muy Mariana ciudad de Sevilla, pues me da la impresión que el fumar en cachimba hace que uno diga que -aunque luego dijo que lo comentó en tono jocoso y no a título personal- la Navidad se debería llamar "Fiestas del Solsticio de Invierno".

Me duele el alma por muchos asuntos, personales y no personales. Y me duele que con el dinero público del Ayuntamiento de Sevilla se organice un concierto de unos grupos (¿musicales?) con el fin de rendirle un homenaje a Ernesto "Che" Guevara.

Mi opinión personal es que creo que nigún sevillano le deba públicamente nada a este individuo ni a Carlos Marx, el cual tiene una calle dedicada junto al Parque Amate y junto a la calle "Amor", curioso dato.

Me duele que por el capricho de Sánchez Monteseirín ( ¡ Sí, usted es el alcalde de TODOS los sevillanos!, ¿sabía usted eso y que hay que gobernar con consenso y no por caprichos personales?) el centro de mi ciudad esté lleno de unos palos y cables -perdón: se me olvida que hay que utilizar el lenguaje progresista y llamarlos "catenarias"- para que haga un recorrido de 1.400 metros un invento electoralista bautizado como "metrocentro" - "el tren de los escobazos de la "Calle del Infierno" de la Feria de Sevilla lo llamaría yo- que parece ser que ha costado alrededor de 90 millones de euros; quince mil millones de pesetas... y lo que te rondaré, morena.

Los progesistas "no progresan adecuadamente". Los defensores del "Estado de derecho" (oséase, los del bando contrario) hablan mucho y hacen poco.

Le comentaba a una buena amiga hace un par de semanas que, para mí, a parte de derechas e izquierdas, ricos y pobres y demás elementos discriminadores de esta sociedad, existe uno más que es ciudadanos y los que se dedican a la política. Y en este último grupo hay de todo como en cualquier bolsa de trabajo: los que de verdad son políticos y los que se sacan el carnet del partido para tener una "fija" (léase "paga") de por vida.

Siempre me resultará penoso que los que se dedican a la política estén todo el día insultándose pero que no se querellen entre ellos. Supongo que es el guión paripé que están obligados a hacer para seguir en la escena política. Hablando de escena: teatro, mucho teatro hacen y sin respetar la memoria histórica de doña María Guerrero, Lope de Vega y de tantos profesionales de este arte.

Otrosí, lo curioso es que una vez al año hay unanimidad entre ellos a la hora de aprobar la subida económica que han de recibir al año siguiente. "Ojo al dato", como decía el periodista José María García en la radio o "raro, raro, raro, raro", como decía el entrañable doctor Iglesias, "Papuchi". Caray, así escrito parece el alias de algún miembro "legal" de la banda ultraterrorista ETA. Ruego me disculpe, doctor Iglesias.

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
ésas... ¡no volverán!

Gustavo Adolfo Bécquer- (1836-1870)

No quiero que vuelvan oscuras golondrinas. No quiero pájaros que traigan mal agüeros.

No quiero, no quiero. Pero, como dijo MacArthur: "Volveré". Y que conste que no soy ningún "pájaro".

Y ya he vuelto (creo).


Fotografía: El general Douglas MacArthur. Fuente: Wikipedia.es

2 comentarios:

Anónimo dijo...

probando

Lourdes dijo...

Ay vecino! cuánta razón tienes y qué alegría me da saber de que has vuelto, aunque para serte sincera, me molesta que te compares con oscuros pájaros, que tu luz ilumina muchas caras!!! Y no van a volver los pajarracos, y si vuelven habrá que echarlos a golpe de palabra, y de razón, como a tí te sobran de las dos, detrás estaré yo aplaudiendo.