miércoles, 12 de mayo de 2010

Obama, presidente de España

Frase del día: "El Gobierno no improvisa, responde a las circunstancias cambiantes". José Luís Rodríguez Zapatero, filósofo nihilista y presidente del gobierno de España.

Leía anoche en Elpais.com que Obama había llamado a Zapatero para que emprendiese medidas de recorte en el gasto público pues según explicó posteriormente Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, España ""padece algunos problemas sobre los que es necesario adoptar medidas para asegurarse de que no se extienden".

Hoy y en el Congreso de los Diputados, Zapatero ha anunciado una serie de medidas con el fin de reducir el gasto. ¡A buena hora, mangas verdes!

Lo que molesta es que estuviera año y medio negando la crisis. 18 meses valiosísimos en donde aumentó el número de desempleados y se despilfarró muchísimo dinero.

Zapatero, según parece y aunque tenga un equipo de 600 asesores, sólo se escucha a sí mismo y a Obama. Le dio boleto a Solbes porque a este le pedía más dinero y don Pedro le decía que no había dinero, que había que ahorrar y contener el gasto. Ni caso le hacía a Solbes.

Angela Merckel lleva meses insistiendo en que España gasta lo que no tiene y que, claro está, los alemanes están cansados de trabajar para que su esfuerzo y su dinero se vayan a Grecia, Irlanda, Portugal y España. Pero ni caso le hizo Zapatero a doña Angela.



Y ha tenido que ser Obama, el ídolo de nuestro presidente del Gobierno, el que llamase ayer a Zp para decirle (a el directamente no, pues todos sabemos que José Luís sabe menos inglés que yo física cuántica) el que le diga a Zapatero lo que hay que hacer. Y este, a la voz de ya, ha anunciado hoy recortes en el gasto.

Conclusión: si Obama es el que mueve los hilos de la marioneta, sea él directamente el presidente del Gobierno de España y que se quite el intermediario y su séquito, que algún dinero ahorraremos.

Pasemos a ser como Texas, California o Nebraska. Un estado dentro de USA o un estado asociado como Puerto Rico y asunto resuelto.

A grandes males, grandes remedios y, como decían Les Luthiers: "intermediarios abstenerse".

Fotografía: diario ElPais.com

1 comentario:

Obivalderobi dijo...

¿Y este mushasho y sus secuaces eran los que abominaban porque Aznar era la marioneta de Bush?

Ya lo decía mi abuela: "No digas de este agua no he de beber..."