sábado, 1 de enero de 2011

Medio mes sin café y sin fumar

Hoy día 1 de enero de 2011 entran en vigor algunas de las normas y leyes aprobadas por el gobierno actual que harán que la mayoría de los españoles adelgacemos "sí o sí", como diría José María del Nido, presidente del consejo de administración del Sevilla Fútbol Club.

Electricidad.- 17 millones de españoles que en su día optaron por acogerse a la llamada Tarifa de Último Recurso (TUR) veremos cómo en nuestros recibos de la luz -¿porqué le seguiremos llamando "de la luz" y no "de electricidad"?, me pregunto- habrá un incremento medio de 1,7 euros.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, comentó hace unos días que este incremento sólo supondrá "poco más que el precio de un café" por persona al mes. Unos quince cafés al mes. En resumen, que medio mes al año estaremos sin desayunar haciendo "ayuno obligado"  a lo que hay que sumar que hay que despedirse de ese fantástico -y tan perjudicial a la vez- cigarrillo de después de desayunar.

Tabaco.- Hablando del tabaco -y sí soy fumador, por ahora- he de hacer una apreciación como muchas personas hacen. El gobierno ha subido el impuesto a las labores del tabaco con el fin de ingresar cerca de 800 millones de euros en impuestos directos.  No obstante, yo sigo usando el cigarrillo electrónico que me regaló mi queridísima Rosa. A ver si consigo dejar el "vicio de la chupaera", como le llama mi madre a fumar.

Y digo yo: si el tabaco es tan malo para la salud, ¿porqué no prohiben definitivamente su venta? Aquí hemos pillado "con el carrito del helado" al gobierno. Creo que no hace falta comentar más el asunto.

Transporte.- También sube. los billetes del tren de alta velocidad (AVE) un 2,3 %, los de los trenes de cercanías un 3,1 %, y los peajes de las autopistas un 1,44 % de media. También suben los precios de los billetes de autobuses y metros urbanos.

Y es que, retomando el asunto de la electricidad, las empresas -del oligopolio- de este sector se quejan de que les cuesta más dinero el producirla.

Digo yo que el asunto no es que les cueste más dinero, sino que ganarán menos dinero, pues este año sólamente sus accionistas van a ganar 4.500 millones de euros.

Y mi presidente de Gobierno diciendo hace unos días que vamos a pasar los cinco próximos años muy duros, económicamente hablando.

Si estuvo dos años negando la crisis, multipliquemos esos 5 años que el vaticina por 2. Tendremos 10 años malos malísimos.

Pero bueno, tengamos fe y esperanza en que este sistema cambie. Y mucho cuidado, que quedan dos años en los cuales los políticos bajarán su redimiendo pues tendrán de ocuparse de las elecciones que vienen estos próximos 24 meses.

No obstante, año nuevo vida nueva: dejad de tomar café, reducid la barriguita cervecera unos centímetros y que Dios reparta suerte.

Salud, camaradas.

No hay comentarios: