viernes, 21 de mayo de 2010

Desatascador de cañerías

Hace un mes apróximadamente, empezó a salir agua por el plato de la ducha. Dudo mucho que el atasco estuviera producido por mis pelos debido a mi escasez.

Vino un fontanero que metió el alambre guía, le dio por aquí y por allí; con el chupón con el fin de desatascar las cañerías, le metió líquido desatascador y se llevó 50 euros (me dijo que 30 de ellos eran por desplazamiento. Fijo que vino en taxi o, quizás, lo traía un colega suyo a cabrito).

Unos días antes de que viniera ese artista de la Fontanería, hice lo mismo que el obteniendo los mismos resultados: salía agua por el plato de la ducha.



Ayer se auto invitó a esta particular fiesta el desagüe de la lavadora. ¡Qué bonitas las pompitas de detergente que salen ahora por el plato de la ducha!

Tenía este mediodía una reunión de trabajo importante y he tenido que llamar para decir que no podía ir. De rodillas y ante el registro de agua del cuarto de baño ahí estaba el tío dale que te pego metiendo el alambre que ahora tropieza con algo.

La fontanería a la que hemos llamado dice que hasta el lunes por la mañana no pueden venir. Esta tarde voy a comprar más líquido desatascador porque la sosa caústica me da la impresión que no soluciona el atasco.

Supongo que la cal de la lavadora o bien el filtro de ella no ha hecho bien su trabajo está provocando todo esto.

En fin. Esta tarde me encaminaré resignadamente una vez más a comprar líquido desatascador porque llamar a un fontanero de esos de 24 horas cuesta una pasta gansa.

Me inunda el temor de tener que levantar el suelo del cuarto de baño. Dios no lo quiera.

P.D.: menos mal que el water funciona bien pues tiene otra salida independiente hasta la cañería general.

Looking by myself the life!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Bruno. Soy Alberto Bocanegra. A ver que te parece el cálculo que he hecho. Teniendo en cuenta que el litro de gasolina 95 está sobre los 1'15 euros, y tomando como ejemplo mi coche que gasta unos 8 litros de gasolina cada 100 km, con 30 euros de gasolina puede hacer unos 320 km. Dividiendo este número de kilómetros entre dos para tener en cuenta tanto la ida como la vuelta (el resultado es 160), se puede decir que el fontanero que has contratado podría haberse desplazado perfectamente desde córdoba, cádiz o huelva (en los 3 casos hay menos de 160 km).

petrugue dijo...

SEVILLA, LA CIUDAD DE LAS PERSONAS


¿De que personas? Solo hay que darse un paseo por nuestras calles, tanto a pie, como en coche, en bicicleta o en moto.

Si vamos a pie, nos encontramos aceras cortadas por una obra y tenemos que pasar por la calzada, con el consiguiente peligro, alcorques sin árboles y sin las losetas de alrededor, o losas que faltan en el acerado. Los adoquines que limitan las aceras, rotos, mal colocados, o simplemente no están. Y no digamos de los marmolillos “romperodillas” que han colocado en las distintas calles, y que si no lo ves es casi seguro que vas al suelo, sobre todo en Semana Santa, Reyes o algún otro acontecimiento multitudinario.
Intenta sentarte en los bancos públicos, sobre todo en los del parking de Arroyo, te quemas, te manchas de oxido y además te duele la espalda porque serán todo lo moderno que queramos pero cómodos…
Del “servicio” de TUSSAN me niego a hablar.

Demos un paseo en “bici”.

Carril bici. Si, pero bien hecho, y yo soy un asiduo de la bicicleta. Excepto los días en que ha llovido, aunque sea poco, porque el carril bici se convierte en una pista de patinaje que ya quisiera el “hielotron”, cuando no te encuentras una arqueta sin tapa o bien la acera vacía y los peatones por el dichoso carril, y no se te ocurra decirles nada porque encima eres tu el que va mal. Carril bici que se acaba de pronto (véase Luis Montoto para continuar por Avenida de Andalucía, o la subida a las aceras en ciertos cruces, donde hace falta una bici 4x4 para subir. Ah, señor ingeniero que ha diseñado el carril bici, las curvas de 90º en esquina son bastante complicadas a la hora de circular por ellas.

En coche o moto, para que hablar, calles cortadas, sin señalizar, zonas del centro en las que entras y ahora entre obras y direcciones prohibidas, cambiadas el día anterior, no hay forma de salir, porque no existe salida, Véase zona de Santa Clara o san Vicente de Paúl por ejemplo.
Intente aparcar en zona azul, ¿No dice máximo dos horas?, entonces porque están todo el día los mismos coches.
De un paseo por Triana, le aseguro que a la media hora esta aburrido de pasar por las mismas calles sin poder salir del barrio. Por cierto, ¿alguien sabe de un taller mecánico baratito para poner los amortiguadores que me he cargado por enésima vez con los dichosos “bultitos” para que no corramos? Pero si en Sevilla es imposible correr con el coche, porque la “eminencia” que ha regulado los semáforos ha debido de acabar agotado, es imposible “desincronizar” tanto semáforos queriendo y que haya que recorrer varios kilómetros para encontrar una calle que te permita girar en otra calle que te lleve a otra calle en la que puedas acceder a la calle o avenida que dejaste atrás porque no te permitía girar en el semáforo que solamente autorizaba el giro a bus y taxis y que además, de frente, es dirección única.

En fin, esto es Sevilla, LA CIUDAD DE LAS PERSONAS “JODIDAS”

Portalero dijo...

Alberto:

Está claro que el ser fontanero es una de esas profesiones de la economía sumergida que está mejor pagada. Lo que está claro es que antes de llamar a uno para que venga a casa hay que preguntarle antes cuánto cobra. Si por desplazamiento cobra mucho, lo mejor es, o bien ir a recogerlo personalmente o pagarle dos billetes de autobús.

Gracias por el cálculo del costo porque así se ve mucho más claro el timo del concepto "por desplazamiento" de tanta mano de obra.

Portalero dijo...

Pedro:

La cosa se está poniendo para ir por armadura y guardaespaldas por la calle si se quiere transitar por ella, obvio. ¡Un abrazo!